Blog

Servicio al cliente: La clave para tener una ferretería exitosa

ESCRITO POR Ferremayoreo

Tener precios competitivos, que tu establecimiento se encuentre cerca de tus clientes, tener un buen inventario de herramientas… Todos estos son elementos fundamentales para que una empresa ferretera sea exitosa. Sin embargo, hay un punto aún más importante y mejor valorado por parte de los clientes: el Buen servicio que todo gran negocio de ferretería debe poder brindar a sus clientes.
 
El negocio ferretero es y seguirá siendo un modelo empresarial basado en la confianza. Cualquier gran empresario del giro podría confirmar que no hay manera más rápida de perder a un buen cliente que fallando en la atención o fallando en la recomendación de alguna herramienta, pues una mala calificación por parte de un cliente es una mancha difícil de quitar y que se propaga con velocidad.
 
No podemos olvidar que la misión de un ferretero es la de resolver una necesidad. Al tratar con todo tipo de clientes (desde los que conocen perfectamente qué herramienta o material son los que necesitan para su proyecto a los más inexpertos que se pueden perder muy fácilmente entre todas las opciones del aparador) es indispensable ser, más que un vendedor, un asesor que pueda recomendar la solución correcta de acuerdo al problema presentado.
 
Aunque pueda ser difícil de creer, varias fuentes confirman que una de las formas más eficientes de posicionar un negocio es a través de brindar un buen servicio. El cliente te recuerda con mucha más facilidad, además que comienza a verte como un verdadero elemento de confianza que se preocupa por su proyecto tanto como él.
 
Algunas de las actividades relacionadas al servicio que son más valoradas por el cliente son :

  • Ajustarse a sus horarios:  Si a las 6 de la mañana cruzan todos los días los encargados de obra frente a tu negocio, se recomienda tener las cortinas abiertas desde antes. Debemos de ser muy hábiles al detectar las horas pico de nuestros clientes y prospectos y estar siempre dispuestos a abrir o cerrar nuestros negocios a los horarios que a ellos les convengan.
 
  • Conocer las necesidades del mercado: Existen buenos clientes que trabajan de acuerdo a temporalidades: Tiempos de cosecha o etapas de la obra. Cada una requerirá de herramientas y productos muy específicos. Si conoces bien a tus clientes y el trabajo que están realizando, te será mucho más fácil conocer el tipo de mercancía que les será de interés en ese momento.
 
  • Recomendaciones asertivas: Debes ser un experto en tu inventario. Cuando eres capaz de sugerirle a tus clientes exactamente el tipo de herramienta, punta, clavo o material que estaban necesitando, te conviertes en una mano derecha de su proyecto. Esto hace que te consideren incluso para resolver dudas de la obra y genera una oportunidad de negocio a largo plazo, aún si el cliente deja de trabajar en el mismo proyecto.

 

 
Un buen servicio puede convertirse en una herramienta comercial de peso. Cuando un cliente confía en ti, existe una enorme posibilidad de que desee continuar acudiendo a tu establecimiento. Es común que los encargados de grandes proyectos industriales se encuentren en constante búsqueda de alianzas comerciales. Vuélvete un proveedor de valor para ellos y verás cómo el ritmo de crecimiento de tu empresa se equiparará al de tus clientes.
 
Milwaukee es la marca Premium de los nuevos distribuidores ferreteros. Si deseas conocer más sobre cómo podemos trabajar de la mano ponte en contacto con el equipo de asesores de Ferremayoreo de Occidente, distribuidor autorizado de Milwaukee, para que te compartan todos los beneficios derivados de hacer equipo con nosotros.

¿Te interesa ser distribuidor?

Déjanos tus datos y un experto asesor se pondrá en contacto contigo.

Dirección

Hidalgo 281, Los Gavilanes
45645 Los Gavilanes, Jalisco.

contacto@ferremayoreo.com.mx
+52 33 3003 3030
Horario

Lun - Vie: 9am a 6pm

Síguenos
Tu mensaje ha sido enviado satisfactoriamente.
Ocurrió un problema al enviar tu mensaje, por favor revisa la información y vuelve a intentarlo.